Beneficios del Yoga durante el embarazo
0 comentarios
Compartir:

Aprender a respirar correctamente y mantener una musculatura fuerte y definida, son algunos de los objetivos del yoga. Si a ello agregamos que practicarlo durante el embarazo reduce los síntomas depresivos y contribuye al buen desarrollo cerebral del feto, entonces comprendemos por qué se trata de una disciplina ideal para las futuras mamás.

Por lo general, estos tratamientos complementarios -porque en ningún caso reemplazan a la medicina tradicional- se basan en plantas, hierbas y masajes, por lo que no deberían conllevar ningún tipo de riesgo para la embarazada. Sin embargo, no existen muchos estudios que indiquen los posibles efectos en el desarrollo de tu guagua. Por esta razón, es fundamental que consultes con tu doctor antes de comenzar a practicarlos.

Yoga

Ejercer esta técnica durante el embarazo te permitirá dominar tu cuerpo y manejar tu parte emocional. Asimismo, está demostrado que alivia problemas muy comunes durante esta etapa como la hinchazón, las manchas, las estrías y los dolores de espalda y de piernas. Además, el yoga prenatal:

· Mantiene las articulaciones flexibles.

· Fortalece tu sistema muscular.

· Estimula tu circulación.

· Proporciona y conserva la elasticidad del cuerpo.

· Conserva la agilidad muscular.

· Aumenta las posibilidades de un parto natural y una rápida recuperación.

· Controla y mejora la respiración y la circulación.

· Evita la ansiedad.

· Refuerza la postura.

· Fortalece la columna.

· Aporta seguridad a la futura mamá.

· Mejora el humor.

· Ayuda con las digestiones.

· Favorece el sueño.

· Mejora el estrés y alivia el cansancio.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

X