¿Por qué están cambiando las frecuencias de los cantos de la ballenas azules?
0 comentarios
Compartir:

La disminución de tono en el canto de las ballenas que ha sido detectado en décadas recientes estaría relacionada con el cambio climático, según un estudio realizado por la Universidad de Brest (Francia).

Escucha el Canto de las Ballenas mientras lees


Las ballenas azules son el animal más grande en la actualidad, y tienen algunas llamadas poderosas que pueden escucharse más allá de los 600 kilómetros de distancia. Pero los investigadores han notado que algo extraño está sucediendo con estas majestuosas bestias marinas: sus canciones parecen estar disminuyendo misteriosamente en frecuencia en los últimos años.

Esto sorprende a los científicos porque antes se creía que la frecuencia de sus llamadas era fija dependiendo del tamaño del animal. Para producir los potentes sonidos, las ballenas utilizan gigantescas cámaras dentro de su sistema respiratorio, y el tamaño de la cámara debe determinar la frecuencia de sonido que resuena en ella. Pero si sus llamadas se componen de frecuencias cada vez más bajas, entonces las razones y el mecanismo que utilizan para cantar son distintas a las conocidas.

El trabajo, para el cual se analizó un millón de cantos, encontró que los de la ballena azul antártica, cuya frecuencia es de entre 15 y 30 hertz, cae en 0,14 hertz cada año, una tendencia parecida a la de las otras dos especies estudiadas cuya disminución fue de entre 0,12 y 0,54 hertz al año. Según el análisis de los investigadores, la baja en el tono de su canto sería una consecuencia anatómica de cantar menos fuerte, ya que no necesitarían ser tan ruidosas por un aumento en la población de ballenas o por la creciente acidificación del océano a causa del cambio climático.

Sí, es culpa del cambio climático

Anteriormente, los investigadores creían que las ballenas estaban cambiando de tono en respuesta a la creciente cantidad de ruido humano en las aguas del océano causada por barcos, submarinos y exploración de aguas profundas. Sin embargo, un nuevo estudio muestra que el cambio climático y las aguas más cálidas también podrían ser culpables.

Un equipo de científicos e investigadores internacionales analizaron más de 1 millón de canciones grabadas de 2010 a 2015 de tres especies de ballenas azules (de aleta, ballenas azul antártica y azul pigmea) en el sur del Océano Índico. Descubrieron que las ballenas cambiaban de tono durante las mismas temporadas en que las enormes plataformas de hielo marino se agrietarían y se romperían, lo que significa que las ballenas intentaban que sus sonidos se escucharan por encima del ruido de la ruptura del hielo.

Si bien la idea de que el hielo derretido que afecta a las ballenas parece perjudicial tanto para los animales como para el cambio climático, hay una nota positiva que aborda el estudio. En los últimos años, el número de barcos en el sur del Océano Índico ha disminuido, mientras que la población de ballenas azules ha aumentado. Los científicos creen que las ballenas también podrían estar cambiando de tono porque sus sonidos no tienen que viajar tan lejos para alcanzarse entre sí.

Si bien la naturaleza parece ser un factor en la forma en que las ballenas están evolucionando y adaptándose, la humanidad tiene que seguirse haciendo responsable por el calentamiento global que está provocando el derretimiento de los polos y, por consiguiente, modificando las temperaturas de los océanos.

Fuentes: Lared21El Mostrador

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

X