10
Compartir:

La botella como la etiqueta están 100% confeccionados de un polímero vegetal hecho de plantas, el cual logra degradarse en solo 180 días, en condiciones de humedad y temperatura óptimas.

El exceso en la producción de plásticos es un grave problema para nuestro planeta, ya que gran parte de sus desechos quedan en la tierra y los océanos por periodos de entre 100 y 1.00 años. Por ejemplo, una botella de agua regular puede tardar en degradarse alrededor de 500 años. Por esto llamamos a seguir la iniciativa de Agua Mineral Puyehue, quien desarrolló una nueva botella totalmente degradable.

Innovando en nuevos materiales más amigables con el medioambiente, la compañía de agua mineral presenta en el mercado a su nueva Bio Botella, la cual no solo es biodegradable, sino que también compostable. En sus componentes, se encuentra libre de Bisfenol A (BPA), un químico nocivo para la salud, que se utiliza principalmente en la fabricación de plásticos transparentes. Además, para su producción se llegan a emitir un 60% menos de gases invernaderos versus a una botella PET (plástico).

“Queremos ofrecer una alternativa para los consumidores que se preocupan por el medioambiente y van un paso más allá del reciclaje, ya que se logra su biodegradación completa en un período de tiempo corto. Hoy, estamos enfocados en seleccionar los puntos de venta, educar sobre su correcto uso a los consumidores y empujar para que se vayan sumando más opciones para disminuir los residuos”, dijo Nicolás Guzmán, gerente general de Agua Mineral Puyehue.

Sin comprometer el sabor ni la frescura del agua Puyehue, los componentes, tanto de la botella como de la etiqueta están 100% confeccionados de un polímero vegetal hecho de plantas (PLA), el cual logra degradarse en solo 180 días, en condiciones de humedad y temperatura óptimas, pero que puede sufrir variaciones según las circunstancias ambientales.

La única parte que por el momento no es biodegradable, pero sí es reciclabe, es su tapa, la cual está hecha de polietileno de alta densidad (HDPE). Para su tratamiento es necesario separar la tapa y el gollete de la botella y reciclarlos como plásticos número 2. La botella y la etiqueta se tratan como residuos orgánicos y para acelerar su proceso en compostaje domiciliario, es mejor cortarlos en pedazos más pequeños.

“Este es un gran paso en la industria de las botellas, la que ahora puede comenzar a hacerse cargo de tener tecnologías más amigables con el medioambiente. Esto demuestra que las marcas más pequeñas también tienen algo que aportar en la agenda sustentable del país. Estamos orgullosos de liderar una iniciativa tan pionera en América Latina y que sea desde Puyehue, a mil kilómetros de la capital”, aseguró el ejecutivo.

Siendo un desarrollo y diseño pionero en Sudamérica, este producto nace en el entorno natural de Puyehue, Región de los Lagos, lejos de los grandes centros urbanos. El envase, que comenzará siendo en el formato de 500cc sin gas, conserva la mismo forma de la icónica botella de Puyehue, inspirada en una gota de agua que cae sobre los helechos del sur de Chile, pero tendrá un color verde para ayudar a los consumidores a diferenciarla de los otros formatos de la marca.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Vivir Consciente