10
0 comentarios
Compartir:

Un grupo de científicos de La Universidad de Coimbra (UC) en Portugal, ha detectado por primera vez restos de microplásticos en la cadena alimentaria de los pingüinos que habitan en la Antártica.

         

        Al menos en el 20% de las muestras de heces de pingüinos analizadas se encontraron restos de microplásticos, con partículas de menos de 5 milímetros de volumen. Se pudo ver que el material era de diferentes tipologías y colores, por lo que hay “una gran variedad de posibles fuentes de estos microplásticos”, según un comunicado de la UC publicado en la revista “Scientific Reports” este miércoles 2 de octubre.

El grupo de investigadores del Centro de Ciencias Marinas y Ambientales (MARE) de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la UC (FCTUC) confirmó que encontraron por primera vez microplásticos en pingüinos de la Antártida, afirmando que este tipo de contaminación ya ha entrado en la cadena alimentaria marina. 

Filipa Bessa, científica lusa, comenta que “nuestro estudio es el primero en registrar microplásticos en la cadena alimentaria marina antártica” y enfatizó en la complejidad de este problema, debido, entre otros factores, a que existen “diferentes fuentes de contaminación” de las que provienen los microplásticos. Asimismo, José Xavier, otro especialista de la investigación, advierte la importancia de este trabajo, ya que, “los microplásticos pueden causar efectos tóxicos en los animales marinos y no se sabe aún lo que podrán provocar en los animales de toda la región de la Antártica”

“La contaminación marina por plásticos es reconocida como una amenaza para los océanos del mundo, pero sólo recientemente ha habido un aumento en el esfuerzo científico sobre los microplásticos”, destaca el FCTUC.

El profesor del Departamento de Ciencias de la Vida del FCTUC concluye diciendo que “este descubrimiento es de gran importancia para desarrollar nuevas medidas para reducir la contaminación en la Antártida, especialmente la relacionada con los plásticos, y podría servir de ejemplo para otras regiones del mundo

 

 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Vivir Consciente