10
1 comentario
Compartir:

Se espera que con esta decisión no se de por sentada la situación actual de nuestro planeta, y que se sigan buscando soluciones para combatir la crisis climática. 

Una lamentable noticia recibió el país esta mañana: La COP25, la cual se realizaría a partir del 2 de diciembre en Chile, ha sido cancelada. ¿La razón de esto? Nuestro mandatario, Sebastián Piñera, justifica esta decisión asegurando que la prioridad del gobierno en estos momentos “es concentrarnos en restablecer el orden público, la seguridad ciudadana y la paz social”.

“Nuestro gobierno y con profundo dolor, porque este es un dolor para Chile, ha resuelto no realizar la cumbre de Apec y tampoco la cumbre de la COP. Sentimos y lamentamos profundamente los problemas e inconvenientes que los problemas de esta decisión significará para ambas cumbres”, afirmó el Presidente en La Moneda, acompañado por los ministros de R.R.E.E, Teodoro Ribera y del Medio Ambiente, Carolina Schmidt.

Además agregó que lo importante para nuestro país en estos momentos “es concentrarnos en restablecer el orden público, la seguridad ciudadana y la paz social” refiriéndose a las manifestaciones realizadas por el pueblo chileno durante este último mes.

“Esta es una decisión muy difícil, que nos ha causado mucho dolor, porque entendemos perfectamente la importancia que significa la Apec y la COP para Chile y para el mundo”, comenta el Mandatario. Pero asegura que esta decisión se fundó “en un sabio principio de sentido común. Cuando un padre tiene problemas, siempre tiene que privilegiar a su familia por sobre otras opciones; igual un presidente siempre tiene que poner por delante a sus propios compatriotas por encima de cualquier otra consideración”.

A partir de esta decisión se han generado dudas sobre qué pasará con la crisis climática de nuestro país. Si bien el Presidente ratifica un total compromiso con la COP y su voluntad de luchar y enfrentar el cambio climático y el calentamiento global, es inevitable no preguntarse si con todo lo que está sucediendo ¿la crisis climática pasará a un segundo plano?

“La actual crisis en Chile afecta directamente a la COP, al punto de poner en serias dudas la factibilidad de su realización en Santiago”, comenta Cristian Alarcón, profesor de la Academia de Humanismo Cristiano.

Si bien Chile ya no será anfitrión de este evento, no significa que debemos dejar de lado este grave problema que afecta a nivel mundial. Es importante que sigamos luchando contra estos cambios climáticos y mejoremos las metas de reducciones de los países. ¡La crisis climática está!, es por eso que, a pesar de la suspensión de la COP25, Chile debe levantar la voz y exigir un cambio. 

“El gobierno de Chile, al anunciar que no puede albergar la COP25, no debe detener el debate en la sociedad chilena sobre la injusticia ambiental y social. Estamos en una crisis climática: se debe mantener el diálogo civil y el derecho a la protesta pacífica. Posponer una reunión no pospone el cambio climático y sus impactos en las mismas personas que Piñera dice proteger. Nunca ha habido un momento más vital para que se escuchen las voces. En todo el mundo, la gente clama por un cambio. Los canales para el diálogo deben mantenerse abiertos. Los líderes no pueden esconderse, sino que deben escuchar las demandas de la gente y actuar con urgencia sobre el impacto que la crisis climática está teniendo en nuestro planeta y nuestro tejido social”, expresa Jennifer Morgan, directora ejecutiva internacional de Greenpeace.

1 Comment

  1. rardnenue 03/11/2019 Reply

    hi 🙂 bross 🙂

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Vivir Consciente