10
Compartir:

¿Quién no ha disfrutado más de alguna vez de los maravillosos paisajes que nos entrega la naturaleza, donde gozamos tanto de la flora y fauna de esta? Y es que la vida silvestre de nuestro planeta, además de ser estéticamente placentero, contribuye al planeta en otros aspectos, tanto ecológicos, genéticos, sociales, económicos, científicos, educativos como recreativos, los cuales son esenciales para el bienestar humano y el desarrollo sostenible del mundo. ¡Es por eso que este 3 de marzo celebramos el Día Mundial de la Vida Silvestre para su protección y conservación!

Nuestra casa principal es nuestro planeta, hogar de todas las formas de vida que conocemos, de diversas formas y tamaños, por lo que tenemos que ser los mejores vecinos posibles. Y es que muchos no le toman el peso a la idea de que dependemos unos de los otros para sobrevivir, a través del aire que respiramos, el refugio que establecemos y la comida que necesitamos. Y nosotros, los seres humanos, no nos quedamos atrás. Tenemos una fuerte dependencia de la vida silvestre y de la rica biodiversidad del planeta para nuestra supervivencia y bienestar, ya que los recursos de nuestra biosfera son importantes para satisfacer las necesidades de más de 7 mil millones de personas.

Es por eso que debemos estar atento a la sobreexplotación de la vida silvestre ya que, después de todo, tan solo somos una pequeña parte de la cadena de la vida. El problema está en que al destruir otros factores de esta secuencia, estamos destruyendo el vínculo de vida que nos conecta a todos. Hoy en día, el impacto de la actividad humana insostenible podría causar la extinción de hasta un millón de especies. ¡Pero todavía estamos a tiempo de prevenirlo! Es nuestro deber cuidar las plantas silvestres, los animales y ecosistemas que nos rodean, usando nuestro patrimonio natural de manera sabia y sostenible. Así, además de estar protegiendo el planeta, estamos protegiéndonos a nosotros. 

 En este contexto, desde el 2013 se proclamó el 3 de marzo como Día mundial de la Vida Silvestre, o también llamado Día Mundial de la Naturaleza, por la Asamblea General de las Naciones Unidas, como conmemoración al Aniversario de la aprobación en 1973 de la Convención sobre el comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres.

Bajo el lema de este año “Garantizar el sostenimiento de la vida en la tierra”, se busca celebrar la belleza y la variedad de la flora y fauna salvajes, así como de crear conciencia acerca de la multitud de beneficios que la conservación de estas formas de vida tiene para la humanidad. La idea es que se logre generar conciencia sobre la necesidad urgente de combatir los delitos contra el medio ambiente y la disminución de especies causada por la actividad humana, las cuales llevan al planeta a consecuencias negativas de gran alcance en el ámbito económico, medioambiental y social, todo esto ajustado a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas 1, 12, 14 y 15, y a sus amplios compromisos de aliviar la pobreza, asegurar el uso sostenible de los recursos y conservar la vida tanto en la tierra como debajo del agua para detener la pérdida de la biodiversidad. “Recordemos nuestro deber de preservar y utilizar de forma sostenible la gran variedad de vida en el planeta. Trabajemos por mantener una relación más solidaria, considerada y sostenible con la naturaleza.”,  dice António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas.

En Chile, nuestra flora y fauna es menos diversa que la de otros países. Sin embargo, esta destaca por su alto porcentaje de endemismo, es decir, por la cantidad de especies que viven exclusivamente en nuestro país, lo que provoca que el ecosistema del país sea sumamente vulnerable a cualquier cambio o invasión, tanto humana como animal, amenazando con la extinción a diversas especies. Es por eso que la protección de la vida silvestre es uno de los trabajos que realiza el SAG, donde se regula y fiscaliza la caza, captura, tenencia, comercio, transporte y bienestar de fauna silvestre, así como su exportación e importación. Además, esta institución participa activamente en la implementación de varias convenciones internacionales ambientales y participa, además, en conjunto con otros organismos gubernamentales en la aplicación de la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica. Por otro lado, en Chile se ha desarrollado una red de parques y reservas naturales que protegen las zonas representativas de los diferentes ecosistemas que existen a lo largo del país, las cuales están a cargo de la Corporación Nacional Forestal (CONAF), administrada y trabajada para potenciar su desarrollo.

Es hora de trabajar juntos por nuestra tierra, hogar de innumerables especies de flora y fauna. Las actividades humanas insostenibles y la sobreexplotación de las especies y los recursos naturales ponen en peligro la biodiversidad el mundo, donde casi ¼ de las especies corren el riesgo de extinguirse en las próximas décadas. Este año es el “super año para la biodiversidad” donde se celebrarán diferentes eventos que pondrán a la biodiversidad en primer plano en la agenda de desarrollo sostenible mundial. ¡Es nuestra oportunidad de ayudar! Es el momento para aportar progresos transformadores en pro de la conservación y del uso sostenible de las especies de flora y fauna silvestres en respuesta a los desafíos mundiales de desarrollo sostenible que pueden abordarse mejor con soluciones basadas en la naturaleza. Además, es importante que para crear conciencia, le transmitamos a las próximas generaciones las maravillas que nos entrega el reino animal y vegetal.

 

Fuente: Naciones UnidasDía Internacional

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Vivir Consciente