10
Compartir:

La meditación es una de las mejores formas de cambiar tu mente y mejorar tu bienestar, además de otros múltiples beneficios que esta actividad le entrega a tu cuerpo. Con solo 15 a 20 minutos verás cómo tu cuerpo y mente se sienten más aliviados para y relajados ¡Te invitamos a incluir esta práctica en tu día a día!

Hoy en día la meditación ha ganado un gran terreno en la vida de las personas. ¿La razón? La gente a descubierto los beneficios que esta práctica entrega en su vida, haciendo que se vuelva muy popular. 

 

¿Sabes bien en qué consiste?

La meditación es un proceso habitual de entrenamiento de tu mente para enfocar y redirigir tus pensamientos. Esta técnica mental te permitirá controlar tu atención y evitará que pensamientos involuntarios automáticos controlen tu mente.

Esta práctica se puede usar para aumentar la conciencia propia y del entorno. Además es una gran forma de reducir el estrés y desarrollar la concentración. Las personas también la practican para desarrollar otros hábitos y sentimientos beneficiosos, como un estado de ánimo, por ejemplo.

Es una de las mejores maneras para proporcionar un espacio para restaurar nuestra naturaleza interior. Como dijo el Buda, “La verdad en sí mismo sólo puede ser alcanzado dentro de uno mediante la más profunda meditación y conciencia”

Un interesante artículo escrito por Matthieu Ricard, un monje budista y biólogo celular, Antoine Lutz, líder en el estudio de la neurobiología de la meditación y Richard J.Davidson, pionero en el estudio de la ciencia de la meditación, en la revista Scientific American, afirma que a través de la meditación tenemos el poder de cambiar nuestra mente. Este estudio se llevó a cabo durante casi 15 años por la Universidad de Wisconsin, en colaboración con otras 10 Universidades, en más de 100 monasterios budistas. En esta investigación, se compararon escáneres de cerebros con decenas de miles de horas de práctica de meditación, obteniendo resultados que muestran que la meditación genera:

– Una baja en los niveles de ansiedad y depresión

– Activación de algunas zonas del cerebro, en concreto las asociadas a los sentimientos de empatía, compasión y amor altruista.

– Reducción del volumen de la amígdala, la región del cerebro involucrada en el proceso del miedo.

– Efectos positivos sobre la molécula telomerasa, encargada de alargar los segmentos del ADN en los extremos de los cromosomas; enzima que facilita inmortalidad de las células en la mayoría de los procesos cancerígenos.

 

“Practiquen la meditación. Es algo fundamental. Una vez que se la disfruta, ya no se la puede abandonar, y los beneficios son inmediatos” – Dalai Lama

 

La meditación debe ser un hábito más en nuestra rutina diaria si queremos una mayor calidad de vida, además de incluir una dieta saludable y ejercicio. ¡Es fácil! Solo debemos ser constantes en la práctica de esta actividad, para que de a poco vayamos consiguiendo lo que realmente queramos. 

Hay muchos tipos de meditación (Zen o Vipassana, entre otros), es por eso que te recomendamos que busques y descubras cual es el tipo de meditación que vaya más acorde con tu personalidad. Luego prueba e intenta cada día un poco de meditación, alrededor de 15 a 20 minutos y te darás cuenta que de a poco lo irás incorporando a tus hábitos de vida y notarás los resultados en ti. 

Si te preocupa cómo iniciar esta práctica, a continuación te dejamos algunos tips para que te sea más fácil empezar: 

– Leer un libro sobre meditación, de algún experto.

– Acudir a un curso de meditación

– Pedirle ayuda a alguien que ya tenga experiencia en el tema

– Aprender a meditar por nosotros mismos

 

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Vivir Consciente