10
Compartir:

Desde la antigüedad que las mujeres han buscado su espacio en el mundo, y a través de diferentes luchas a lo largo de su historia, es que hoy podemos celebrar el Día Internacional de la Mujer cada 8 de marzo para pedir más cambios y celebrar la valentía y determinación de las mujeres del mundo.

¿Sabías que las mujeres, hoy en día perciben un 23% menos que los hombres a nivel mundial? Además de solo ocupar el 24% de los escaños parlamentarios. Es por eso que cada 8 de marzo se celebra un nuevo día para las mujeres, la situación perfecta para reflexionar acerca de los avances logrados hasta ahora, para pedir más cambios y celebrar la valentía y determinación de las mujeres del mundo que han jugado un papel clave en la historia de sus países y comunidades. 

Este año, el tema que encabezará este día será denominado “Soy de la Generación Igualdad: Por los derechos de las mujeres”, con el fin de representar una importante oportunidad para movilizar la acción mundial para lograr la igualdad de género y la realización de los derechos humanos de todas las niñas y mujeres del mundo. El asunto va conforme con la nueva campaña multigeneracional de ONU Mujeres, Generación Igualdad, que conmemora el 25º aniversario de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, aprobada en 1995 en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, y la que es reconocida como la hora de ruta más progresista para el empoderamiento de las mujeres y las niñas de todo el mundo. 

Además, la Organización de las Naciones Unidas incorpora esta situación en sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, estableciendo la igualdad de Género como uno de los temas a trabajar para el año 2030 con el fin de “asegurar la participación plena y efectiva de las mujeres y la igualdad de oportunidades de liderazgo a todos los niveles decisorios en la vida política, económica y pública”. Para poder avanzar para una mayor igualdad de oportunidades entre hombre y mujeres todos los actores sociales de nuestro país deben trabajar para lograr un mayor crecimiento y desarrollo, acompañado de un cambio cultural sustantivo, requiere abordar estas temáticas desde lo público, pero también desde lo privado, de manera colaborativa y transversal.

 

Pero ¿cuál es la historia?

Todo partió a mediados del siglo XIX, en plena revolución industrial. Un día 8 de marzo del año 1857, miles de mujeres trabajadoras en el rubro textil decidieron levantar su voz y salir a las calles de Nueva York con el lema “pan y rosas”, protestando por las míseras condiciones laborales y  pidiendo que se reivindique un recorte de horario y el fin del trabajo infantil. 

Esta protesta fue una de las muchas manifestaciones para luchar por sus derechos, y distintos movimientos, sucesos y movilizaciones, como la huelga de las camiseras de 1909, por ejemplo, se sucedieron a partir de ese icónico evento. Pero recién en el año 1975 fue cuando la ONU declaró oficialmente este día, el cual se convirtió en el Día Internacional de la Mujer y la Paz Internacional, dos años más tarde.

¡Y Chile no se queda atrás con la celebración de este día! Nuestro país lleva conmemorando el Día de la Mujer desde que el Movimiento Pro Emancipación (M.E.M.CH) lo celebró por primera vez, el 8 de marzo de 1936.”Perseguimos que la mujer salga de la esfera estrecha del hogar y que pase a ocupar mediante su inteligencia, el puesto que verdaderamente le corresponde” dijo Clotilde Ibaceta, Presidenta de la Federación Cosmopolita de Obreras en Resistencia, fundada en Valparaíso en 1903.

En el 2019 se realizó un estudio por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en Chile, donde se puede ver que un 51% de la población es mujer y tan solo un 55% de ellas, entre los 15 y 64 años, está inserta en el mundo laboral (OECD). Esto hace que el desarrollo igualitario de nuestra sociedad se estanque, sobre todo teniendo en consideración que el 41,6% de los hogares en Chile posee una jefa de hogar, lo cual sumado a la feminización de las labores domésticas genera una gran brecha de acceso a la participación plena en la sociedad.

 

Las historia de la lucha de las mujeres

Si bien, sabemos que este icónico día conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona, este día tiene un trasfondo. 

Se sabe que la primera conmemoración fue el 19 de marzo de 1911 en Europa, específicamente en los países de Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, y su conmemoración se ha venido extendiendo desde entonces a otros países y continentes. Pero las mujeres tienen su historia, en donde encontramos que desde la antigüedad no recibían mucha atención mediática o académica, y solían ser destacadas algunas figuras tanto literarias como reales. Ya para la Revolución Francesa, en el año 1789, la mujer tomó conciencia de su situación social. Marchando por Versalles junto a los hombres, mujeres reclamaron por una igualdad social bajo el lema “libertad, igualdad y fraternidad”. Así tomaron conciencia de que en aquel momento la lucha de clases no contemplaba la lucha de género, la cual era, la plena igualdad social de la mujer por la que debían luchar. Durante esta época se produjeron las primeras peticiones formales de derechos políticos y ciudadanía por la mujer, reflejándose en la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana, texto redactado en 1791 por Olympe de Gouges, donde se propone la emancipación femenina en el sentido de la igualdad de derechos o la equiparación jurídica y legal de las mujeres en relación a los varones, así como el sufragio femenino.

Pero ya para finales del siglo XVIII y principios de XIX, hubo una reivindicación de la igualdad de la mujer y el movimiento obrero, donde el movimiento obrero mantenía una posición tradicional de corte patriarcal en relación con la igualdad. Pero a mediados del siglo XIX fue cuando los movimientos reivindicativos de la mujer toman fuerza, donde una lucha por el sufragio femenino, la reivindicación de la igualdad, la denuncia de la opresión social, familiar y laboral se llevó a cabo. Es aquí cuando surgen entonces los denominados movimientos sufragistas, inicialmente de origen burgués, con figuras como Flora Tristán. 

 

¡Es momento de celebrar por aquellas mujeres que han luchado por tener un lugar en el mundo, y han jugado un papel clave en la historia! Hace 50 años llegamos a la Luna y en la última década hemos descubierto nuevos ancestros humanos, por lo que la diferencia se está marcando. ¡Hagamos que este 2020 sea un año decisivo para las mujeres y las niñas en todo el mundo!

 

Fuente: UNUNWOMANONU

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Vivir Consciente